img-book
ISBN: 9788417073824
Categorías: ,

Buscándote con Desespero

por: Manuel Rodríguez López

Era 1989, viviendo durante unos años lejos de la tierra natal, como exiliado por voluntad propia, nacida esta de otras necesidades que la vida nos trae, en ese lugar donde el horizonte se perdía allá lejano mirando yo desde el otero que a las marismas domina, más allá de las frondas y los bosques de pinos, lejos del mar, a seis leguas del vaivén de las olas, ahí empecé a notar y anotar esas emociones que a todos nos cubren y unos de ellas huyen mientras otros nos atrevemos a bailar o lidiar con ellas.

Sí, internado por esos caminos de tierra, polvo y fango, según la época del año, vi venir tras pasar el invierno a esas oscuras rapaces que cortan el cielo en su vuelo, y como cazador de emociones y al igual que como ellas cazaban liebres o palomas, así, nacieron al cazarlos en esos mundos etéreos, estos versos que inspirados en viejos sentimientos, tras beber de la copa que los dioses dan a los mortales tal como la manzana que Afrodita da a los Paris, así despertaron en mí los impulsos de Don Quijote o de Lanzarote, para hallar a la hermosa Dulcinea que porta en ella el sagrado Grial.

Y así desplacé por el papel la pluma y el bolígrafo o el lápiz, sobre cualquier papel y en cualquier lugar, y como si fuera una invocación así desgrané los versos que portaron los sentimientos de la amorosa emoción.
Este Séptimo Libro de los por mí escritos, que es el sexto volumen que publico, los cuales contienen en total once creaciones, muestra al igual que los demás esas aventuras interiores que recorro, por que un libro es una expresión de lo que vivimos por dentro, sea propio o ajeno, que por empatía, simpatía o antipatía sentimos y vivimos, pertenece a la serie o Tetrapoemario que llamo “Granos de Dorada Arena”, formado por este y otros tres mas, Fenixia, Dos Billetes Para El Cometa Azul y Palabras En la Distancia, serie que trata sobre el Amor, su pérdida, la Búsqueda de lo Amado, el encuentro y reencuentro, la sorpresa, la alegría, las diferencias que el tiempo ha causado, las situaciones vivenciales de cada parte, el Derecho de Amor, los desgarros, el sufrimiento, la nueva separación, el silencio, los momentos, la distancia, el miedo, los celos, el temor, la ira, lo imposible, lo social, lo moral, la realidad, el gozo y el placer, la tristeza, el zarandeo de todo, la lucha de la razón y el corazón, el dolor, la nada.

Pero dejemos lo próximo para la próxima vez, pero no sin antes dejaros aquí un anticipo de todo lo que os digo en este libro…

-I-

Tristeza y Soledad reinan dominantes en mí alrededor
y toda la luz que alienta y alza el alma al universo
ha sucumbido ante la nubes tormentosas de la pasión,
vino que embriaga
poción que encabrita,
toda la floresta primaveral
se ha marchitado ante mis ojos,
las luces de neón apagan sus brillos
y los licores de las fiestas
cuán amargos me son
sí a sus rayos de alegría en mi copa no hallo
si a sus ondas mecientes, en mí no siento su abrazo.

Así, con estos versos lo inicio, mostrando el oscuro momento de querer escapar del fondo del agujero… pero recordando el gozo que con Ella antaño hube vivido, evoqué e invoqué como rezando al compasivo Dios

-II-

Tú,
¿dónde te hallas,
donde reposa tu respirar?
Mis ojos atentos en esta vida
de par en par
por encontrar tu rastro se abren.

Y así, fui peregrinando por los campos de mi corazón, hacia Ella, un reflejo de mi mismo como reflejo de Dios…

2.99

  • €2.99
  • €2.99
  • €2.99
  • €2.99
Ocultar
Libros de Manuel Rodríguez López
Acerca de ...
Autor
avatar-author
    ¿Desde cuando escribo?... sin contar la poesía, empecé a escribir fuera del colegio cuando mi abuela que tenía a su hija muy lejos me cogía en la mesa camilla, me daba papel de carta de avión un bolígrafo bic azul y me decía: Escribe lo que te digo, y empezaba a hablar y a hablar, y yo a escribir y a escribir y... y así una y otra vez . Y así empezó mi costumbre de escribir... Y con el tiempo, cuando empezó a revolotear las mariposas en la barriga de uno, pues los primeros versos infantiles, adolecentes, de la primera juventud... Y si, desde entonces, allá a principio de los 70 y hasta ahora, la pluma empuñada por mis dedos no ha dejado de labrar los campos de papel... y claro, como todo campo, con sus años de barbecho o de sequía o de abundancia...

    “Buscándote con Desespero”

    Aún no hay comentarios.